Qué es una landing page

¿Para qué es una landing page? Imagina que has conseguido posicionar varias palabras clave interesantes en primera página de buscadores. A lo mejor también vas a realizar una campaña de pago por click. En definitiva, te vas a encontrar con un importante aumento de tráfico. Pero… ¿qué haces con todas esas visitas? De eso nos vamos a ocupar ahora estudiando qué es una landing page, cómo funcionan y algunos consejos para que sean efectivas.

Qué es una landing page

Una landing page es un tipo de página especial de entre las que pueden estar en una web. En concreto, lo que la caracteriza es que está diseñada para recibir visitas y convertirlas en leads. De nada nos serviría tener un tráfico importante si no sabemos qué hacer con él. Por ese motivo, trataremos de conseguir que la mayor parte posible de las visitas las recibamos en landing pages.

Una vez recibido el visitante, le ofreceremos contenido de su interés a cambio de rellenar un formulario. Esto es lo que llamamos oferta de contenido. De esta forma provocamos la conversión y conseguimos nuestro lead para emplearlo en próximas acciones de inbound marketing.

Cómo usar una landing page

Ya sabemos qué es una landing page, pero ahora hay que saber utilizarla. Para sacarle partido plantearemos una estrategia de tres pasos: recepción de tráfico, oferta de contenido y conversión.

Que es una landing page

Estrategia de uso de una landing page

1. Recepción de tráfico

Principalmente nos vamos a encontrar con cuatro fuentes de tráfico generadas por nosotros mismos:

  • Call to action: llamadas a la acción ubicadas en diferentes lugares dentro de nuestra web.
  • Buscadores: mediante SEO habremos posicionado nuestras landing pages lo más alto posible dentro de las SERP.
  • Publicidad: ya sea en buscadores, display, banners, etc…
  • Redes sociales: distribuiremos enlaces a nuestras landing pages en las redes sociales que interese según el caso.

Al margen de estas fuentes principales, también podemos tener otras secundarias:

  • Publicidad offline: url escritas a mano copiadas en un anuncio de prensa, radio o televisión.
  • Códigos QR: colocados en folletos, pegatinas, anuncios, etc…
  • Enlaces externos orgánicos: colocados espontáneamente por terceras personas.

2. Oferta de contenido

La manera en la que obtendremos la conversión será ofreciendo un contenido a cambio de que el visitante rellene un formulario. Para ello deberemos tener en cuenta dos reglas:

  • El contenido ofrecido debe ir en consonancia con nuestro buyer persona. Nos interesa atraer a potenciales clientes, no a simples curiosos.
  • Hay que tener en cuenta el buyer’s journey. Debemos disponer de diferentes landing pages apropiadas para las distintas fases del proceso de compra.

3. Conversión

Si hemos conseguido que el visitante rellene el formulario habremos cumplido con nuestro objetivo. No obstante, aun no hemos terminado. Todavía tenemos que mostrar una página de agradecimiento. En ella proporcionamos un enlace de descarga del contenido o las instrucciones con los próximos pasos. No siempre el contenido es un archivo descargable. A veces será otra cosa, como la asistencia a un webinar o una asesoría de un experto. En esos casos hay que explicar claramente al usuario cuándo recibirá lo prometido y si debe hacer algo más.

Es fundamental cumplir con nuestra parte del trato y que el nuevo lead comprenda lo que está sucediendo. La gestión deficiente de la información puede propiciar una mala experiencia de usuario que termine con nuestras expectativas de venta nada más empezar.

Tipos de landing page

El objetivo de una landing page no siempre será la conversión. Ahora que ya sabemos bastante sobre qué es una landing page, veamos una breve clasificación según el objetivo para el que está concebida.

Landing page de conversión

Es la más habitual, y la que estamos tratando aquí. Está construida con la misión de generar leads a partir de visitantes. También sirve para volver a convertir a nuestros leads para conocer más información sobre ellos y ayudarles a avanzar en el proceso de compra.

Ejemplo de landing page

Ejemplo de landing page de conversión

Landing page de venta

Esta es más difícil de encontrar. Está diseñada para colocar una serie de argumentos de venta muy poderosos. La finalidad es ubicar una llamada a la acción que conduzca a una página de peso a la hora de conseguir una venta. Generalmente nos llevará a una página de precios.

Landing page de producto

En las webs de comercio electrónico en ocasiones se destacan varios productos. Esos productos, en lugar (o además) de tener su página de detalle, cuentan con una landing page específica. Está especialmente optimizada desde el punto de vista SEO y con respecto al objetivo de vender dicho producto.

Landing page home de un microsite

Este caso es un poco más controvertido. Hay quien piensa que es una landing page y hay quien piensa que no. De todos modos, lo que sí está claro es que la página home de un microsite tiene muchas semejanzas con una landing page.

Ejemplo de landing page

Otro ejemplo de landing page de conversión

Cómo optimizar una landing page

Podemos tener muy claro qué es una landing page y quizá consigamos hacer la más bonita del mundo. También la que mejor posiciona en buscadores. A lo mejor conseguimos tener la que reciba más tráfico orgánico para nuestra palabra clave principal. Todo eso es importante y está muy bien, pero de nada sirve si nuestra landing page no convierte. Optimizar una landing page es un proceso de prueba y error, pero también hay buenas prácticas. No garantizan el éxito por sí mismas, pero el no seguirlas sí que garantiza el fracaso. Comentamos algunas de ellas a continuación:

Concordancia entre fuente de tráfico y landing page

El mensaje que transmite la fuente de tráfico, sea la que sea, es un reclamo. Si no va en consonancia con el mensaje que muestra la landing page, el tráfico recibido no será de calidad. No sólo no se producirá la conversión, sino que aumentará la tasa de rebote y bajará el tiempo medio de la sesión.

Retirar todo lo innecesario y las fuentes de distracción

Una landing page debe tener una estética similar al resto del web y a la imagen corporativa de la marca. Sin embargo, no puede ser igual que el resto de páginas. Hay que eliminar todos los elementos innecesarios y las fuentes de distracción. Esto incluye todos los enlaces, externos e internos, incluido el menú de navegación.

Usar una única oferta de contenido en cada landing page

No por poner más ofertas de contenido en una misma landing page vamos a tener más éxito. Estudios demuestran que cuando se hace esto la tasa de conversión baja estrepitosamente.

Ponderar la información solicitada respecto al valor de la oferta de contenido

La cantidad de información que pedimos en el formulario y la sensibilidad de la misma deben ir en relación con el valor de la oferta de contenido. Si pedimos demasiado nadie va a rellenar el formulario.

Explicar claramente la oferta de contenido: qué, cómo y cuándo

La landing page debe explicar al visitante con claridad qué va a conseguir si rellena el formulario. Eso es obvio, pero también debe indicar cómo y cuándo se le hará entrega del contenido prometido. Esto tiene especial importancia en el caso de que no se trate de un archivo descargable en la página de agradecimiento. La desinformación genera incertidumbre, y a su vez ésta produce mala experiencia de usuario.

Haz pruebas

Como decía, esto es un proceso de prueba y error. Lo que funciona con un buyer persona, o con un sector en particular, puede no funcionar en otro. Si dispones de tráfico suficiente, no dudes en poner en práctica pruebas A/B. También puede ser interesante grabar mapas de calor y videos de las sesiones.

 

eBook Inbound Marketing B2B

Imagen destacada: Joe The Goat Farmer

Por favor, puntúa para mejorar la calidad del contenido
[Total: 8 | Media: 4.5]

Deje su comentario